Ravioli de queso de cabra con pesto rojo

  • Xavi
    Ravioli de queso de cabra con pesto rojo

Pasta Fresca
Este curso es una puerta abierta a la base de la cocina italiana, ¡la pasta! Aprenderás la receta de la pasta fresca con la cual podrás hacer pasta larga, pasta rellena, lasagne e incluso pasta colorada. Te daremos recetas para rellenar y condimentar tu pasta, y muchas ideas y guías para que puedas crear platos ricos e innovadores.

  • 5 clases
  • 24 min
  • Español/Castellano

RAVIOLIS DE QUESO DE CABRA CON PESTO ROJO – con masa al huevo

Tiempo de preparación: 45 min

Tiempo de cocción: 5 min

Tiempo total: 50min

 

Ingredientes (para 4 ó 6 personas)

 

•    150 g harina 00 (caputo)

•    50 g semolina 00 (para pasta)

•    5g sal

•    2 huevos

 

•    2 rulo de queso de cabra

•    80g avellanas

•    100g crema de untar

 

•    10 tomates secos (hidratados en agua hirviendo)

•    1 manojo albahaca

•    150g nueces

•    50ml aceite oliva

•    1 diente ajo

•    parmesano


Elaboración:

Mezclar la harina, la sal y la sémola en la superficie de trabajo. Formar un volcán y añadir los huevos en el centro e ir incorporando la harina de dentro hacia fuera, hasta que la mezcla no sea líquida. Añadir toda la harina restante de un golpe y amasar hasta que ya no se pegue. Amasar hasta tener una mezcla lisa, homogénea, de superficie fina. Dejar reposar cubierta de film durante 30 minutos.

Mientras, preparar el relleno: trabajar el queso de cabra hasta tener una mezcla semi lisa con el queso crema y las avellanas trituradas. Cuando esté listo el relleno, colocar en una manga pastelera y reservar.

Para preparar el pesto, triturar todos los ingredientes del tercer grupo en el túrmix hasta que quede una pasta. Si es necesario, añadir el agua de hidratar los tomates para aligerar la textura. Probar y ajustar sabores con más parmesano y/o ajo.

Pasado el tiempo de reposo, cortar la masa en dos o tres porciones. Amasar de nuevo, formar un disco e introducir a la máquina de pasta abierta al máximo. Pasarla una vez, doblarla en tres y volverla a pasar para alisar los pliegues. Repetir la operación unas cuatro veces, doblando y girando 90º la masa cada vez.

Pasar la masa 2 veces más sin doblarla, y disminuir un grado la abertura. Pasar 2 veces, y disminuir uno más. Pasar dos veces, e ir bajando hasta el grueso deseado.

Cortar tiras de 5 cm de ancho, y colocar, en el centro de la tira, el relleno con la manga (una nuez del relleno), cada 5 cm. Cortar con el cortapastas, hidratar los bordes de las formas y sellarlos, apretando bien contra el relleno para que no quede aire dentro. Ir reservando en un recipiente enharinado hasta acabar con toda la pasta.

Hervir la pasta en abundante agua hirviendo con sal, por unos 4 minutos, o hasta que esté al dente. Colar y llevar directamente a la salsa. Mezclar delicadamente para que no se abran los raviolis. Agregar un poco del agua de hervir la pasta, si hace falte, para obtener la textura ideal.

Servir y terminar, si se quiere, con más queso y un chorrito de aceite de oliva.