Milhojas de Mató, sardinas y plátano macho

  • Vanessa
    Milhojas de Mató, sardinas y plátano macho

Cocina Creativa
Es este curso aprenderás que en la cocina creativa no hay limites ¡creatividad al poder! Te daremos ideas y técnicas para elaborar cinco platos diferentes, algunos con técnicas nuevas y otros con ingredientes exóticos. Las técnicas que vas a aprender te servirán de trampolín para poder crear tus propios platos con ese punto de innovación y personalidad. Verás como incluso tus recetas más tradicionales se pueden beneficiar de los toques creativos que aprenderás.

  • 5 clases
  • 22 min
  • Español/Castellano

Milhojas de sardinas y plátano macho Con mousse de Mató

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 10

Tiempo total: 40 minutos

 

Ingredientes (4-6 pax)

•   Un plátano macho

•   Aceite vegetal para freír

 

•   200 g de mató

•   100 g nata de montar

 

•   8 sardinas

•   un limón

•   sal, pimienta y aceite de oliva virgen

 

Elaboración:

Descamar muy bien las sardinas, limpiar y filetear. Dejar en agua con hielo los filetes unos 20 minutos para desangrarlas.

Después colocarlas en una bandeja con la carne hacia arriba y añadir sal y la piel rallada del limón bien repartida al igual que el zumo. Cubre las sardinas con aceite de oliva virgen y deja macerar mínimo una hora.

Pelar el plátano macho y cortarlo longitudinalmente con una mandolina, que no sean ni muy finas ni muy gruesas. Freír en abundante aceite caliente. Acuérdate de sacarlas en papel absorbente.

Para la mousse: batir la nata hasta que espese bien y mezclar con una espátula al queso mató. Ir con cuidado porque si el mató se bate demasiado puede cortarse. Termínalo con un buen toque de sal y pimienta.

Para servir solo hay que intercalar la mouse, el plátano y la sardina, repitiendo esta operación dos veces y terminando siempre con plátano frito.

 

Truco:

Las sardinas, al igual que todos los pescados azules son muy delicados y al ser más ricos en sangre que los blancos, perecen antes. Por lo tanto es importantísimo que para hacer esta receta la sardina sea más que fresca. También se puede sustituir por boquerones grandes