Sushi
No habrá sushi que se os resista tras empaparte de este curso. Es un curso completísimo en el que aprenderás el arte de cocer el arroz, cortar el pescado, enrollar tus makis y formar tus niguiris con mil i una opciones para innovar. En nada tendrás los conocimientos para montar un festín Japonés de lo más divertido, y con muchas opciones para desatar tu creatividad y hacer los uramakis, hosomakis o makis más enrollados

  • 5 clases
  • 16 min
  • Español/Castellano

MAKI SUSHI (el tradicional)

Ingredientes: (cantidad e ingredientes a elección) 

•       Alga nori japonesa o coreana

•       Pescado, verduras y complementos a elección

•       Arroz (listo para usar)

•       Wasabi

 

•       Salsa de soja japonesa (para la degustación) 

•       Makisu (esterilla para enrollar) y papel film

 

Elaboración:

El maki puede ser hosomaki (el fino) o futomaki (el gordo). El rollo siempre será alga por fuera, y arroz envolviendo el ingrediente principal.

Para evitar problemas de limpieza, lo mejor es enrollar la esterilla con el film como se hizo en el taller. Cortar el alga en dos partes, y colocar la mitad brillante (la lisa) hacia abajo. Cubrir el alga con arroz (dejando un margen de 1 cm abajo y arriba), sin apretar ni chafar el arroz. Pintar una línea con wasabi, colocar el pescado e ingredientes encima (2 máximo, para poder cerrar el rollo), de manera ordenada, en la mitad más cercana a nosotros. Enrollar con la esterilla, primero subiendo hacia arriba y después presionando para conseguir firmeza. Ir haciendo este movimiento hasta llegar al final. Darle la forma deseada y reservar.

Los hosomaki más clásicos son simples: arroz, wasabi y pescado.

Si se quiere hacer futomaki, se pueden añadir más ingredientes, y en vez de usar media alga, se pueden usar ¾ o el alga entera, según se guste.

Un maki (a veces uramaki) clásico es el California Roll (surimi, aguacate, mayonesa, pepino).

 Truco! Las algas nori deberían estar bien secas y crujientes, tanto como para romperse con sólo doblarlas. Es importante fijarse en que la parte rugosa quede arriba, para que el arroz quede adherido al alga y el maki quede bonito. Hay que tener en cuenta que un maki perfecto nunca tiene demasiado arroz, y que el rollo debe cerrar y los ingredientes deben quedar rodeados de arroz y centrados.