Curry Massaman de pollo

Cocina Thailandesa
Este curso de cocina Tailandesa te va a adentrar en una gastronomía rica, variada y muy saludable. Vas a aprender a combinar los sabores de la cocina thai y a conocer de cerca ingredientes indispensables como la galanga o la leche de coco, y vas a usarlas para crear platos deliciosos, saludables y fáciles.

  • 5 clases
  • 29 min
  • Español/Castellano

CURRY MASSAMAN DE POLLO

Tiempo de preparación: 15 min

Tiempo de cocción: 35 min

Tiempo total: 1 h

 

Ingredientes (para 4 ó 6 personas): (Serían 4 como plato principal, pero de 6 a 8 si lo acompañáis de otros platos)

•    300gr Contramuslo pollo, deshuesado

•    4 dientes de ajo

•    2 cebollas

•    1 rama canela

•    ½ tza pasta de curry Mussaman

•    6 tomates maduros

•    2 cda azúcar

•    2 cda salsa de pescado

•    300ml leche de coco

•    ralladura de media lima

 

•    Opcional: verduras a gusto (zanahoria, patata, coliflor..)

 

Elaboración:

Cortar el pollo en cubos de unos 2 cm aproximadamente. Picar la cebolla y el ajo finamente o en juliana, y los tomates a groso modo, de manera que no queden muy pequeños, así quedarán trozos de tomate en la salsa.

En una olla bien caliente marcar la pechuga en aceite de girasol (evitar el de oliva) y retirar cuando esté dorada. No hace falta mover constantemente, solo lo necesario para que no se queme. En la misma olla marcar el ajo y la cebolla y cuando estén doradas, añadir el pollo nuevamente y la pasta de curry. Dejar sofreír unos minutos e incorporar el tomate.

Cuando vuelva el hervor agregar el resto de los ingredientes y cocer a fuego medio por lo menos 15-20 minutos más.

La salsa de pescado es lo que le da el punto de sal, por lo que es bueno ir agregando poco a poco hasta lograr el sabor deseado. Lo mismo con el azúcar, la cantidad necesaria dependerá de la acidez del tomate. Por eso siempre recomiendo probar mientras se cocina e ir ajustando sabores.

 

Nota: Se puede preparar este curry de la manera más tradicional, añadiendo los ingredientes directamente a la cazuela en vez de marcarlos primero. Sin embargo, marcando previamente los ingredientes que iremos añadiendo al curry, éstos quedan mucho más aromáticos, debido a la caramelización de las proteínas y azúcares, que se produce al tostar los ingredientes a fuego alto en una base de aceite. Son perfectas también verduras como berenjena o calabacín para condimentar el curry.